La sexta extinción masiva de especies, un tema en los nuevos cafés de ciencia en Bogotá

La sexta extinción masiva de especies, un tema en los nuevos cafés de ciencia en Bogotá

No lo percibimos, pero las especies desaparecen a un ritmo alarmante en estos momentos. Acciones tan simples como el tipo de transporte, el uso de plásticos o nuestros hábitos alimenticios, afectan la sobrevivencia de las especies tanto en el océano, como en los continentes.

Esto motivó que ‘Ciencia Café pa’ Sumercé’, una nueva iniciativa de comunicación científica, destinara uno de sus Café de Ciencia mensuales a este tema. En un escenario informal como lo es un café, investigadores reconocidos de la biodiversidad terrestre y marina charlaron sobre extinciones masivas. Si la ciencia puede mejorar nuestro bienestar y ampliar la comprensión de nuestro entorno: ¿por qué no compartirla y divulgarla con toda la sociedad?

Esta ha sido la principal motivación del grupo de científicos liderado por el biólogo Carlos Guarnizo, que ha llevado a la promoción de espacios de ‘Café de Ciencia’ en Bogotá, una práctica bien extendida en Norteamérica y Europa y que ahora cuenta con muchos seguidores en la capital colombiana.

 

Organizadores y panelistas invitados al panel sobre extinciones masivas en Ciencia Café pa’ Sumercé (www.cienciacafesumerce.wordpress.com). De izquierda a derecha: Nicolás Urbina (U. Javeriana), Carolina Castellanos (Inst. Humboldt), Joao Muñoz (Unal), Andrew Crawford (Uniandes), Vicky Flechas (Inst. Humboldt), Luis Miguel Rengifo (U. Javeriana), Carlos Guarnizo (coordinador Ciencia pa’ Sumercé), Juan Armando Sánchez (Uniandes), en el fondo el ‘SumerceSaurio’ (Foto cortesia: Fabián Salgado)

 

Estamos viviendo una sexta extinción masiva de la biodiversidad. Es decir, con los últimos individuos del rinoceronte blanco también desaparece su especie de la faz de la Tierra. La extinción es para siempre. Así sucedió, por ejemplo, en el momento donde los dinosaurios dominaban el planeta: algo aún cuestionable los hizo desaparecer, hace más de 60 millones de años.

La sexta extinción tiene un patrón muy diferente pues sí tiene un claro responsable: el ser humano. La llegada del hombre se ha caracterizado por dejar una estela de extinciones. Uno de los panelistas lo ejemplificó así: “imagínense un oso perezoso gigante que tragaba entero aguacates, chontaduros y bojorós”, estos gigantes, junto con otros como los mastodontes, deambulaban por el valle del Magdalena hasta hace unos cinco mil años. Hoy solo existen en la memoria y en este tipo de relatos.

Carolina Castellanos (Instituto Humboldt), Luis Miguel Rengifo (Universidad Javeriana), Joao Muñoz (Universidad Nacional de Colombia), y Juan Armando Sánchez (Universidad de los Andes), hablan sobre las extinciones masivas: ¿Qué son? ¿Por qué ocurrieron? ¿Implicaciones para Colombia?

 

Pese a eso, hay indicios que nos permiten adelantarnos y trazar rutas de investigación. Por ejemplo, es claro que las islas han llevado la peor parte. Las aves Moa, un tipo de avestruz que rondaba por Nueva Zelanda hasta el siglo XIX, desaparecieron junto con otras 60 especies. En Hawai, igualmente, desaparecieron más de 20 especies y, en los últimos años, casi todas las especies de la isla de Guam producto de la introducción accidental de la serpiente arborícola.

Los procesos de colonización de islas cambiaron los ecosistemas con la agricultura y también se introdujeron especies domésticas, como perros y gatos, que consumían los huevos y crías de las especies nativas. Hoy en día, el cambio climático, la contaminación y las prácticas inadecuadas de mineria y agricultura, entre otras, están cercando las biotas naturales a fragmentos cada vez más pequeños y menos conectados.

En Colombia, los cayos del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina fueron los últimos territorios habitados por la foca monje del Caribe, antes de su extinción en los años sesenta. Así mismo el Lago de Tota fue el último refugio del pez graso.

Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, las medidas para prevenir la extinción no han frenado la frecuencia con la que desaparecen las especies, por loque cabe preguntarse: ¿Qué acciones podemos tomar?

Los panelistas de Ciencia Café Pa´Sumercé’ (entre los que me incluyo) mencionamos diversas acciones que van desde revivir especies extintas mediante clonación, hasta adaptar una nueva forma de vida mas sostenible. Todos reconocimos que las nuevas áreas protegidas de las selvas, los páramos y los mares con que cuenta Colombia son medidas tangibles que protegen muchas especies de la extinción. Finalmente en discusión con la audiencia, se advirtió que mientras los humanos no cambiemos nuestra actitud hacia la biodiversidad, nuestro desarrollo generará más extinciones y una menor calidad de vida para nosotros.

Por: Juan Armando Sánchez, Ph.D.
Profesor titular, Universidad de los Andes, Bogotá, Colombia.
@biommar

Deja una respuesta